• Situación:
    C/ Santa Cruz de Marcenado, Madrid
  • Superficie:
    98 m²
  • Estado:
    Terminado
  • Promotor:
    Eugenio Sánchez Moro
  • Constructor:
    M.M. Rizk
  • Colaboración con:
    Eugenio Sánchez Moro & Proplan Arquitectura y Urbanismo

La idea de reforma de esta oficina surgió mientras Isabel y David formábamos parte de los colaboradores del estudio Proplan, arquitectura y urbanismo, con el que hemos continuado trabajando de manera autónoma.
Con el estudio en la primera planta de un edifico residencial, y ante la necesidad de ampliarlo, las opciones parecían limitadas ya que los inmuebles adyacentes no se ajustaban a las requisitos espaciales y funcionales. La finca contaba con una antigua vivienda de la portería que se encontraba sin uso asignado. Como la normativa permitía el de cambio de uso de vivienda a oficinas, se planteó la posibilidad a la Comunidad de vecinos y finalmente se llegó a un acuerdo para la reforma.
El local era independiente del estudio, aunque se podía acceder a él a través de un patio comunicado con el portal. En dicho patio también se intervendría, eliminando el revestimiento de los muros perimetrales de modo que se dejaba vista la fábrica de ladrillo original. Mediante el contraste de materiales, grava blanca y pizarra filita con alto contenido de hierro, y el uso de unos angulares metálicos se diferenció la zona de paso de un jardín inerte que requiere escaso mantenimiento. El local contaba además con un segundo acceso de servicio.
En el interior de la vivienda resultó necesario acometer obras de transformación integral. En el nivel de acceso al local de dos plantas, se planteó una amplia sala de reuniones con office independiente pero espacialmente integrado, un despacho y zonas de almacenaje.
El acceso a la segunda planta, con los puestos de trabajo y un aseo, se producía a través de una escalera con mucho protagonismo. Para su solado se utilizó una resina de un naranja intenso, color que se repitió para lacar el DM con el que se realizaron las hornacinas-estanterías y pasamanos.
El resto de acabados, sencillos: tarima flotante y paredes blancas lisas. Se cuidó especialmente la elección de luminarias, teniendo muy en cuenta los requisitos de un espacio de trabajo con ordenadores.
Se aprovechó la circunstancia de que las tuberías generales de la calefacción central del edificio atravesaban la oficina. Se limpiaron y pintaron para incorporarlas como un elemento más al paisaje de la oficina.

UA-55843322-1

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?